Archivo para 14 octubre 2008

LAS RABIETAS

 

Las rabietas

Lloros y protestas verbales violentos, agresión física hacia objetos, o hacia otras personas e incluso hacia sí mismos.

– Expresar dolor, hambre, cansancio, miedo, inquietud, tristeza, frustración y cualquier otra emoción negativa

– Es un instrumento que el niño usa para conseguir sus deseos por encima de las reglas y normas establecidas por los adultos

En Infantil estamos ante un periodo de tiempo en el que las rabietas están (o deben estar) desapareciendo, pero para los casos en que éstas continúan presentes, les proponemos recomendaciones.

¿QUÉ PODEMOS HACER LOS ADULTOS?

  • – Atender las necesidades fisiológicas del niño (hambre, sueño, limpieza) antes de que le produzcan incomodidad que luego genere en protesta.
  • – Hay que mantenerle distraído y físicamente activo.
  • – Desatenderle cuando llora sin ceder ante sus lágrimas.

¿QUÉ NO PODEMOS HACER LOS ADULTOS?

  • – Los padres no deben estallar emocionalmente delante del niño.
  • – No exigir del niño conductas en público que no se exigen en privado.
  • – No exigir un esfuerzo al niño cuando está cansado o hambriento.
  • – Evitar ser restrictivo, controlando en exceso los movimientos y actos del niño


 

 

Anuncios

BIBLIOGRAFIA PARA FAMILIAS

1. -“Asesoramiento familiar de educación infantil ‘(Guía práctica para padres). M. Cervera y H. Feliu. Editorial Visor.

2. –“Educar con disciplina” Nelson Lewak. Ediciones Martínez Roca.

3.-“Con el cariño no basta”. (Cómo educar con eficacia) Nancy Samalin. Ediciones Médici.

4. -“Querer a todos por igual”(Guía práctica para educar a dos o más hijos). Nancy Samalín. Ediciones Médici.

5. –“Una Relación más dulce” . E. Weinhaus y K.Friedman.(Guía para padres). Ediciones Paidos.

6. – “Cómo medir y desarrollar los hábitos personales.” María Jesús Comellas. Colección Educación y Enseñanza. Ediciones. CEAC

7. -“Cómo educar la autoestima” . José Antonio Alcántara. Aula Practica. Ediciones CEAC.

8.- “Cómo conseguir educar a sus hijos con acierto”. Dr.Paul Hauch. Ediciones Deusto.

9. –“El valor de educar”. Fernando Savater. Editorial Ariel.

10. -“Educar hoy”. Fernando Corominas. Colección Hacer familia. Ediciones Palabra.

11. -“Los abuelos jóvenes”. Oliveros F. Otero y José Altarejos.

Serie B: Educar por edades. Colección hacer familia. Ediciones Palabra.

12. -“¿Acaso pedí pertenecer a esta familia?” Abraham J Twerki. Ediciones Paidos.

13.- “Dejar ser”. Manuel ceta. Editorial S.M

14.- “Educar con inteligencia emocional”. M.J. Maurice y otros. Edit: Plaza y Janés.

15.- “Cuentos que ayudan a los niños”. Serlinde Ortner. Edit: Círculo de lectores.

16.- “Los conflictos cotidianos con los niños”. Nancy Samalín. Ediciones Médici.

17.- “Sé amigo de ti mismo”. Manual de autoestima. José Vicente Bonet. Edit: Sal Térrea

18.- “Ideas prácticas para padres”. Vicki Lansky. Edit: Médici.

19.- “¿Hijos celosos?”. Causas, tratamiento. Aquilinio Polaino-Lorente. Edit: CEA

20.-“Educar día a día”. Los primeros cinco años. Robin. Goldstein. Edit: Medici.

21.- “Duérmete niño”. Dr. Eduard Estivill i Silvia de Béjar. Edit: Plaza y Janés.

22.- “La agresividad y nuestros hijos”. M M. Vassart. Edit: Espasa práctico.

23.- “Cómo ayudar a su hijo si se hace pis en la cama”. José Cáceres. Edit: Pablo del Río.

24 – “El niño de dos a diez años” Manual de Psicol. Evolutiva.Y.Toesca. Edit: Aprend. Visor

25 – “La edad del pavo”. Alejandra Vallejo Nájera. Edit: Temas de hoy.

26.- “¡¡Socorro!! Tengo un hilo adolescente”. R. Bayard. Edit: Temas de hoy.

27.- “Cómo convivir con un adolescente”. M. Brusco. Edit: Grijalbo.

28.- “Adoptar un hijo hoy”. Martine Auduseau Pouchard. Edit: Planeta.

29.- “Separación y divorcio”. Dr Pauflno Castelis. Edit; Planeta.

30.- “El libro del divorcio y la separación”. Dr Matthew McKay y otros. Edit: Robin Book.

31.- “Hijos de padres separados”. Alejandra Vallejo Nájera. Edit: Temas de hoy.

32.- “Cómo resolver problemas de comportamiento en la escuela y en casa”.

E. Blechman. Edit: CEAC.

33.- “Cómo ser el mejor profesor de su hijo preescolar. (Enriquezca los seis primeros años e la vida de su hijo)”. Claudia Jones. Ediciones Medicis.

34.- “Jo, siempre él”. Adele Faber y Elaine Mazlish. Edit: Alfaguara Práctica.

35.- “El NO, también ayuda a crecer.” (Cómo superar momentos difíciles de los hijos y favorecer su educación y desarrollo.) M Jesús Alava. Edit: Esfera — Psicología.

36.-“Mi hijo tiene celos” Juan Manuel Ortigosa Edit: Pirámide.

37.-“Portarse bien” (Soluciones prácticas para los problemas comunes de la infancia) Stephen Garber. Edit: Medici.

38.-“El niño desobediente” (Estrategias para su control) Cristina Larroy — M Luisa de la puente. Edit:Pirámide.

39.-“Vamos a la cama” Dr. Eduardo Estivili y M. Doménech.(para niños entre 5 y 13 años.

40.-“La autoestima de tu hijo” Michelle Borba.(Guía para padres) Edir:Piados.

41.-“Padres e Hijos” (Problemas cotidianos en la infancia) Martín Herbert. Edit: Pirámide.

42.-“Un cuento para cada problema” l.L.C.O.l. S.L. Ediciones BABIA.

43.-“Cómo hablar para que sus hijos le escuchen y cómo escuchar para que sus hijos le hablen” Adele Faber y Elaine Maziish Edit:Medicis.

Bienvenidos a la ESCUELA DE FAMILIAS

La escuela de Familias es un proyecto comunitario entre el Departamento de Orientación, profesorado y la familia. Se basa en una serie de Conferencias propuestas por el Colegio, actividades, reuniones, etc. además como sabemos que no siempre es posible disponer del tiempo que uno quisiera, abrimos esta nueva posibilidad de conectarnos a través de Internet, aportando informaciones útiles para cada rango de edad con el fin de educar más y mejor a nuestros hijos y alumnos.

Las fechas de las Conferencias y actividades se les comunicará mediante circular,  además la información de las sesiones la podrán encontrar en la Web.

En la barra lateral tienen las categorías, la información esta dividida según el periodo educativo.

Esperemos sea de su agrado.

DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN.

ORIENTACIONES PARA PADRES CON HIJOS DE ADOLESCENTES (12-16)

ORIENTACIONES PARA PADRES CON HIJOS DE ADOLESCENTES (12-16)

Sus hijos están ya en la adolescencia. Esta etapa supone un paso importante entre la niñez y el mundo adulto. Muchos padres cuando llega la adolescencia se encuentran con un niño/a que ha dejado de serlo y no saben como actuar ante: muestras de inconformismo, desobediencia, actitudes de salirse con la suya, engañar un a los padres ocultando cosas, no hacerles caso y hacer mucho más caso a los amigos/as, problemas con la ropa, salir por la noche, salir con chicos/as etc.

Para empezar a trabajar con un adolescente debéis partir de dos elementos: cómo es vuestro hijo/a y cómo actúan los adolescentes. Todos los aspectos que he destacado al principio son frecuentes y normales, siempre que no sean exagerados, por ejemplo… que se enfaden frecuentemente con los padres, porque no les dejamos hacer alguna actividad, es normal, pero si se enfada con insultos o mucha agresividad ya no es tan normal. Una reacción así puede nacer, por ejemplo, por haber estado muy consentido/a o sobreprotegido (ha hecho un poco lo que le ha dado la gana) o que vosotros (padres) sois muy duros y no le dejáis hacer casi nada.

El adolescente busca seguridad en su pandilla, aunque estas son todavía poco estables. Necesita menos afecto de los padres (pero si apoyo y comprensión) y busca su independencia… en este camino el chaval/a debe aceptar la autoridad paterna, pero debemos dialogar y negociar más que antes (ya no sirve eso de “porque lo mando yo”). También debemos hacer entender al joven cuando sus razonamientos son sensatos y cuando no (no es fácil, pues sólo piensan en el presente).

En este momento de la vida del joven, las madres y los padres se pueden ver desbordados, así que necesitaréis mucha ayuda mutua. Si el padre (o madre) no ha estado muy implicado en la labor educativa, su presencia “sólo” para controlar, puede provocar actitudes de rechazo del adolescente. Por eso, madre y padre deben ponerse de acuerdo en su estilo de educar (normas y límites del hogar). Los padres deben apoyarse y razonar lo que pasa con el hijo/a… la madre suele ser más contemporizadora y el padre más duro… pero la idea o norma debe ser la misma. Por ejemplo, “si debe venir a casa a las 10 de la noche, se debe cumplir… si hay una fiesta especial se puede decidir que venga a las 11”, pero esta decisión debe ser hablada. Si se cambia mucho de opinión o cada uno le dice una cosa, se irrita innecesariamente a los chicos. Con la edad, hay que ir cambiando esas normas, dado que lo importante es que los chavales tengan su propio autocontrol.

La prioridad de los padres debe ser: buscar que el adolescente sea RESPONSABLE de sus estudios (amigos y ocio) cada vez más y que cumpla los acuerdos y normas familiares (que debe conocer bien)… para que poco a poco sea él, el que se controle y organice (empezando por su cuarto, estudios, paga semanal, horarios de entrada y salida etc.).

Las muchas solicitudes o demandas de su hijo/a deben ser filtradas por dos factores: ser razonables y justas, en relación a su edad y a su responsabilidad. Rechazar presiones o chantajes y no dar falsas esperanzas… se puede negociar y llegar acuerdos pero estos deben ser totalmente cumplidos. Tampoco debemos hacerles chantajes afectivos (ej. No decir a su hijo/a: “cómo me haces esto a mí, con lo que yo te quiero”).

Querer a un hijo/a adolescente ya no debe basarse sólo en besos y abrazos, sino en dialogo y aprecio por lo que el joven piensa y hace. Educar es más que querer, aunque a veces el chico/a no entienda nuestras razones y se enfade.

El amor debe ir unido al respeto, no se debe perder el respeto a un hijo/a, pero tampoco permitir que él/ella nos pierda el respeto. No se gana nada con los gritos y reproches. Cuando vuestro hijo/a se empiece a ponerse tonto, se le dice lo que debe hacer y uno se va de la habitación donde se esté con él, no le enseñemos a “dialogar” a gritos.

Un adolescente necesita limites, más amplios y flexibles pero igualmente claros que cuando era un niño/a. Negociar no es malo, siempre que el chaval acepte los acuerdos y no se los salte. Debemos valorar su responsabilidad y premiarla. Si se pasa, debe ser castigado, normalmente con el “dinero y el tiempo en la calle”, pero nunca quitarle todo, sino una parte de la paga o el tiempo de amigos o juegos (para que realmente valore el castigo). No castigar con tener que estudiar más horas (no lo hará), ni premiar con regalos por las notas; estudiar es su obligación y una parte de su futuro, él/ella debe valorar su importancia. Los premios y regalos deben basarse en la madurez y esfuerzos que realiza en su comportamiento en general.

ALGUNAS ORIENTACIONES PARA MEJORAR LAS RELACIONES CON SU HIJO/A:

  • Hay que explicar las razones que tenemos para oponernos a algo o castigarlos.

  • Debemos escuchar cuidadosamente antes de decidir sobre lo que nos piden.

  • Debemos seguir preparándolos en los hábitos domésticos (limpiar, fregar…) y rutinas personales (higiene personal y de su cuarto).

  • Analizar más QUÉ hace, que POR QUÉ lo hace… siempre nos preguntamos por qué, pero a veces las respuestas no son fáciles… es mejor saber qué hace el joven para apoyar o desalentar una conducta concreta.

  • Debemos ser positivos, hacer que la responsabilidad que le pedimos sea sinónimo de educación, sensibilidad, organización y sensatez.

  • Debemos elogiar más que castigar.

  • Sea prudente, pero sobre todo, constante, no se rinda fácilmente.

  • Formule sus peticiones de forma CLARA, FIRME Y SEGURA. Los adolescentes suelen cebarse con los padres demasiado inseguros. Cuando su hijo/a no quiera hablar pregúntele ¿Cuándo podrán hablar con él/ella? No le obliguemos.

  • Evite caer en comentarios hirientes o irónicos. No dé importancia a esos comentarios de su hijo/a, a no ser que sean graves.

  • Si se ha equivocado reconózcalo rápidamente y sin tapujos.

  • Evite desacuerdos con su pareja delante de los adolescentes.

  • Dígale a su hijo/a exactamente lo que debe hacer y lo que no, cuando le pedimos algo.

  • Delegue en él/ella responsabilidades de la casa.

  • Haga que el adolescente participe en las discusiones o reflexiones familiares.
  • Hable a su hijo/a adolescente de cómo se siente ante los sucesos de la vida, de sus preocupaciones y de cómo les van las cosas.

  • Evite poner etiquetas a sus hijos (“mi hijo es un/a ………”)

  • No deje de exigirle en aspectos morales o sociales.

  • Valore la escuela y su esfuerzo, no sólo en el aspecto de notas o por aprobar, sino como medio para aprender para la vida.

  • Valore en su hijo/a la idea del compromiso.

  • Anime a su hijo al pacto y la reflexión sobre: horarios, actividades, paga, regalos, tiempo de TV, ocio…

  • Debemos estar atentos a los cambios bruscos. Todo cambio fuerte tiene una causa.

  • Haga lo que pueda por su hijo/a, el esfuerzo y el cariño siempre tiene recompensa.

  • Permita a su hijo equivocarse y rectificar. Evite sentirse decepcionado/a ante el primer fracaso.

  • Piensen que son ustedes un buen padre y una buena madre, la perfección no existe.

EN LOS ESTUDIOS:

  • Procure que su hijo/a lleve una vida ordenada y descanse el tiempo necesario. Aconséjele sobre la planificación en los estudios. Antes de buscar ayuda para su hijo/a en los estudios analice si se esfuerza lo suficiente y valore sus problemas concretos.

  • Ofrézcale su colaboración, pero no haga nada que él pueda hacer sólo.

  • Motívele elogiando sus esfuerzos, valorando sus cualidades personales (todos tenemos alguna) y aceptando sin desánimo sus limitaciones. Propóngale metas y esfuerzos realistas.

  • No oculte información al tutor/a . Analice la información que le dan.

  • Trate a cada hijo con iguales normas, pero valorando sus diferentes formas de ser.

  • No compare a sus hijo/a con otras personas o familiares.

  • Preocúpese por él/ella como persona, no sólo como estudiante.

  • Critique o corrija sus fallos (lo concreto), pero nunca su persona (por ejemplo “eres un desastre”).

  • Evite proyectar sobre sus hijos sus éxitos o fracasos vitales.

  • Oriéntele, pero evite imponerse en las opciones académicas de su hijo/a.

  • Tenga una visión positiva de la vida, las personas y de su hijo/a

DESARROLLO DEL NIÑ@ DE 6 A 8 AÑOS

DESARROLLO DEL NIÑ@ DE 6 A 8 AÑOS

 

Los niños de cinco, seis y siete años se sienten emocionados por ir al colegio y por sus nuevas responsabilidades. Sus padres todavía son las personas más importantes en sus vidas. Con los niños de edad escolar, es muy importante fijar límites y hacerles saber lo que se espera de ellos. Hágalo con un tono de voz suave. Sea paciente y amable. Establezca reglas de disciplina claras y consistentes, es decir, debemos cumplir todo lo que decimos y los niños deben saber hasta donde pueden llegar. Cada niño necesita sentirse especial, protegido y cuidado. Los niños a esta edad son muy agradables. Les gusta ayudar, especialmente a los adultos.

 

DESARROLLO FÍSICO

El crecimiento de los niños es muy lento pero constante. Los niños han ganado control de sus músculos mayores. Tienen balance y equilibrio. Les encanta probar sus habilidades y fuerza. Les encanta saltar, correr, dar vueltas, etc.

 

DESARROLLO EMOCIONAL

Los niños de edad escolar piensan en ellos mismos hasta que tienen siete y ocho años. Juegan bien en grupos, pero pueden necesitar un tiempo para jugar solos. Muchos tienen su mejor amigo y un enemigo también. Prefieren jugar con compañeros del mismo sexo. Por lo general, se quejan uno del otro, esto sucede por dos motivos: primero para ayudarse a si mismo a entender las reglas y segundo para atraer la atención del adulto. A esta edad, a los niños no les gusta ser criticados y no les gusta fracasar. Pueden ayudar en pequeñas tareas de la casa. Comienzan a darles importancia a los sentimientos de los demás. Tienen fuerte necesidad de cariño y atención de sus padres. Disfrutan cuidado y jugando con niños menores. Para ellos “lo bueno” y “lo malo” son aquellas cosas que sus padres y los profesores aprueban o desaprueban. Empiezan a entender el concepto moralidad y honradez. Empiezan a desarrollar el sentido del humor y disfrutan con rimas, canciones y adivinanzas sin sentido. Se disgustan cuando su trabajo o comportamiento es criticado o ignorado.

 

DESARROLLO INTELECTUAL

Los niños pueden distinguir entre izquierda y derecha. Su habilidad para hablar y expresarse por si mismos se desarrolla rápidamente. Eso es importante para triunfar en el colegio. Hablan de si mismos y de sus familias. Cuando juegan, ellos practican el leguaje y palabras que prenden en el colegio. Empiezan a entender el tiempo y los días de la semana. Su atención se prolonga más tiempo.

 

COMO ASEGURAR LA DISCIPLINA EN CASA

La disciplina y la educación son muy importantes en la infancia, ya que es una herramienta básica en la formación de una persona responsable y estable, así que es muy importante tener unas normas y limites bien definidos y exigir que todos los respeten.

¿Cómo hacer que mi hijo obedezca las reglas?

 

      – Ayúdales a expresar sus sentimientos. Si mi hijo hace algo que no este bien es importante preguntarle por qué lo ha hecho, dejar que se explique y reconozca que es un error. ¡Ojo! para cumplir una norma hay que conocerla, debemos explicarle con palabras sencillas lo que esperamos de ellos.

     – Expresar reconocimiento. Alabarle cuando haga las cosas bien.

     – Permitir que participe en la negociación de normas: se implicará de tal forma que se sentirá más obligado a cumplir la norma.

      – Dar ejemplo.

      – Explicarle lo que quieres de él y cómo quieres que lo haga.

      – Ser siempre justos: los padres somos humanos, y a veces nos exasperamos e imponemos una regla nueva o un castigo porque estamos cansados o hartos. hay que evitar esta situación, pensando muy bien antes de introducir castigos y premios que no podamos cumplir.

     – Ser muy consistentes y firmes. Por ejemplo, si la norma es hacer los deberes antes de ir al parque, es importante ser inflexibles y no cambiarlo nunca. Cuando tu hijo aprende que no vas a cedes, dejará de insistir (aunque esto puede tardar años y supone uno de los aspectos más agotadores de ser padres). Si cedes, tu hijo te cuestionará.

DESARROLLO DEL NIÑ@ de 4 A 6 AÑOS

DESARROLLO DEL NIÑ@ de 4 A 6 AÑOS

El desarrollo físico y social normal de los niños entre 3 y 6 años de edad abarca muchos acontecimientos fundamentales significativos.

Información:

DESARROLLO FÍSICO

  • El desarrollo motor grueso en niños de 3 a 6 años debe incluir:
    • mayor habilidad para correr, saltar, hacer los primeros lanzamientos y patear
    • habilidad para atrapar una pelota que rebota
    • habilidad para pedalear un triciclo a los 3 años, pero quizá no manejar bien el volante sino hasta los 4 años
    • alrededor de los 4 años, habilidad para saltar en un pie y balancearse luego sobre un solo pie durante unos 5 segundos
    • habilidad para caminar apoyando desde el talón hasta los dedos
  • Los acontecimientos importantes del desarrollo motor fino deben incluir:
    • capacidad para dibujar un círculo si se lo solicita, alrededor de los 3 años de edad
    • dibujar personas con 2 ó 3 partes
    • comenzar a utilizar tijeras de punta roma para niños
    • vestirse (con supervisión)
    • capacidad para dibujar un cuadrado a la edad de 4
    • progresar con el uso de las tijeras hasta cortar en línea recta
    • capacidad de ponerse la ropa correctamente
    • manejar bien la cuchara y el tenedor al comer
    • alrededor de los 5 años, untar con un cuchillo
    • capacidad para dibujar un triángulo

DESARROLLO DEL LENGUAJE

  • El niño de 3 años usa pronombres y preposiciones correctamente
  • El niño de 4 años comienza a entender las relaciones de tamaño
  • El niño disfruta los ritmos y juegos de palabras
  • El niño de 5 años comienza a entender los conceptos de tiempo
  • El niño es capaz de seguir 3 instrucciones simples

Es común que se presente cierto tartamudeo en el desarrollo normal del lenguaje en los niños entre los 3 y los 4 años de edad. Esto se produce porque las ideas llegan a su mente más rápido que su limitada capacidad de expresión, y es más frecuente cuando el niño está estresado o excitado.

Cuando el niño esté hablando, se le debe prestar toda la atención, sin hacer comentarios sobre el tartamudeo. Si éste va acompañado de otros signos, como tics, muecas, timidez extrema o si el tartamudeo persiste por más de 6 meses, se debe pensar en una evaluación del niño por parte de un terapeuta del lenguaje.

COMPORTAMIENTO

El niño en edad preescolar aprende las habilidades sociales necesarias para jugar y trabajar con otros niños y, a medida que crece, su capacidad de cooperar con muchos más compañeros se incrementa. Aunque los niños de 4 y 5 años pueden ser capaces de participar en juegos que tienen reglas, éstas pueden cambiar con la frecuencia que imponga el niño más dominante.

Es común, en grupo de niños preescolares pequeños, ver surgir a un niño dominante que tiende a “mandar” a los demás sin mucha resistencia por parte de los otros niños.

Es normal que los niños en edad preescolar pongan a prueba sus limitaciones en términos de habilidades físicas, comportamientos y expresiones de emoción y habilidades de pensamiento. Es importante que exista un ambiente seguro y estructurado, que incluya límites bien definidos, dentro del cual el niño pueda explorar y enfrentar nuevos retos.

El niño debe demostrar iniciativa, curiosidad, deseo de explorar y disfrutar sin sentirse culpable ni inhibido.

Las primeras manifestaciones de moralidad se desarrollan a medida que el egocentrismo cede al deseo del niño de complacer a sus padres y a esas personas de especial importancia. Esto se conoce comúnmente como el estado del ”niño bueno”, ”niña buena”.

La elaboración de cuentos puede conducir a la mentira, un comportamiento que si no se aborda durante los años de edad preescolar puede continuar probablemente hasta la edad adulta. Cuando un niño en edad preescolar vocifera o contesta suele estar tratando de llamar la atención y provocar una reacción del adulto hacia el cual se dirige.

SEGURIDAD

La seguridad de los niños en edad preescolar es de suma importancia.

  • El niño en edad preescolar es altamente inquieto y cae en situaciones peligrosas con rapidez. La supervisión de los padres en esta etapa es esencial, al igual que durante los primeros años.
  • La seguridad en los vehículos es primordial. El niño de esta edad debe viajar SIEMPRE con el cinturón de seguridad puesto cada vez que se monte en un vehículo. En esta etapa, los niños pueden viajar con los padres de otros niños, por lo que es importante revisar con quien va a supervisar a los niños, las reglas de seguridad en el vehículo que sigue cada padre.
  • Las caídas son el principal mecanismo de lesiones para un niño en edad preescolar. Al escalar nuevas y emocionantes alturas, el niño puede caerse de los juegos en un parque, de bicicletas, escaleras, árboles, ventanas y techos. Se deben cerrar las puertas de acceso a las áreas peligrosas (como techos, ventanas al ático y escaleras empinadas), además de establecer reglas estrictas para que el niño entienda que esas áreas están fuera de sus límites.
  • La cocina es la principal fuente de quemaduras, ya sea porque el niño está ayudando a cocinar o porque entra en contacto con electrodomésticos que se dejan enfriando. Se puede motivar al niño a ayudar y a aprender a cocinar con recetas seguras y de comida fría. Se deben inventar actividades alternativas para que el niño disfrute en una habitación adyacente, mientras el adulto cocina, manteniendo al niño lejos de la estufa, los alimentos calientes y demás aparatos.
  • Todos los productos de limpieza y las medicinas se deben mantener bajo llave y fuera del alcance de los niños en edad preescolar

ESCUELA DE FAMILIAS

Estimada familia:

Madres, padres y profesores tenemos ante nosotros un gran reto cada día:

Educar a las personas que, dentro de unos años, tendrán en sus manos el futuro”.

Nunca ha sido una tarea fácil, pero hoy en día tenemos dificultades añadidas. En los últimos años nuestra sociedad ha vivido un cambio total. Las cosas que habían estado durante siglos demasiado claras, ahora ya no nos sirven. Hemos de adaptarnos a estos cambios. Las relaciones entre las personas son más libres y sinceras. Podemos alcanzar una mayor calidad de vida. Pero nos amenaza el individualismo y la falta de comunicación, solidaridad y respeto.

El marco fundamental para el desarrollo de nuestros hijos es su propia familia; los padres somos las figuras imprescindibles y el modelo más importante para su educación. En este sentido, lo mejor que podemos hacer por ellos es estar preparados, dotados de los conocimientos, habilidades y estrategias educativas que nos permitan educarlos integralmente como personas.

Desde el Departamento de Orientación junto con todo el profesorado del Colegio queremos invertir en valores, recuperar nuestra dignidad personal, cultural y moral.

La escuela de Familias se basa en una serie de Conferencias propuestas por el Colegio, actividades, reuniones, etc además como sabemos que no siempre es posible disponer del tiempo que uno quisiera, abrimos esta nueva posibilidad de conectarnos a través de Internet, aportando informaciones útiles para cada rango de edad con el fin de educar más y mejor a nuestros hijos y alumnos.

También podéis poneros en contacto con el Departamento de Orientación y preguntar, comentar, sugerir… lo que os preocupe o interese sobre la educación de vuestros hijos.